Sobremesa de recuerdos (dos puntos)


Nunca te pedí tiempo

Nunca pedí alguna vez

Aunque tu me pediste

que creyera en tí

por sobre las hojas secas.

.

Hoy creo que los inviernos son acogedores

aún cuando no hay lluvias como para salir

con ese paragua de siglo pasado y dar

vueltas y más vueltas por el barrio y mojarse

y saber que eres el único que está en esto:

.

En ese dejarse besar por el caudal del río que cae

bajo un cielo en grises, en esa cascada obsena

permitiéndose ese dejo,  ese acoso familiar

de esa frágil interperie  de nuestros cuerpos.

.

Nunca pedí alguna vez

aquello que nunca tuviste.

Nunca pedí alguna vez.

.

Nunca pedí que no pisaras las hojas secas

que a tí te parecía un placer de invierno.

En cada crujir una sonrisa se asomaba

y yo me soñaba en un sol más azulado.

.

Hoy los inviernos son acogedores aunque

me gustaría pedirles un momento de perfidia

en el que las cosas  ya no sean como siempre:

ese canal lleno de basura: escombros, colchones

esos árboles a medio talar, o como dicen: esas podas

esas enfermedades tan predecibles: misceláneas estacionales

Esa lluvia que no llega y ese sol inoportuno que se asoma

cuando hace frío al sol cuando hace frío, también,

a la sombra.

.

Ese invierno en el que cree la gente

que traspasa de un extremo a otro

pagando los tributos de sus tráficos

a un barquero que no no es Caronte

a una muerte que no es de ellos

en un río que ni se asemeja

al Aqueronte.

.

Un invierno sobre el cual

hacemos el loco

y vivimos otro rato más

tranquilos.

.

Como cuando protestamos alguna vez al lado del canal

(tú estabas, tú no estabas)

muy temprano cuando aún el rocío decantaba en su más largo bostezo

y llevamos toallas veraniegas porque posaríamos

para una cámara vouyerista, que no dejaba de enfocar

de hacer planos: rostros, pancartas, descontentos

.

cuerpos desfigurados de primicias noticiosas.

.

recuerdo esa semana de amanecidas:  me resfrié

porque hacía frío, pero el sol pegaba en el invierno

con cara de abuelo desaprobador, irreverente.

.

Yo más sensato, dejaba que me asolara

porque nunca yo le había pedido alguna vez

algo de lo cual me tuviera atado.

.

Yo, recuerdo bien,

trituro papelitos

cada cual se merece

un trocito

porque eso se ha llevado

.

y espero no se les olvide.

.

Por eso este papelito

por eso lo del tiempo

por eso lo del invierno

.

————-o————-


[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s