Arrojo en los pasillos , o andar con chalas en el mall (11/11/2009)


[nota sincrónica: imagine aquí la imagen que más guste: puede ser unos pasillos, alguna vitrina o bien el patio de comidas de cualquier mall que haya habituado o pueda imaginar (esta es una deuda externa que puedo llegar a tener con el lector pero que en realidad no tiene que ver conmigo, sino con los ribetes de la creatividad de cada cual, o bien, del hecho de tener que considerar de que ud. alguna vez haya ido a algún lugar similar a un parque, pero con palmeras, luces y vitrinas llamado mall o centro comercial)

Nota de la nota: no piense en Starbucks, en Pizza Hut, o algún otro nombre que le parezca familiar, imagine: sea creativo].

.

Sic: Préstame el cuaderno… y el lápiz… Vale.

.

.

De tal modo que no se entienda nada

esa es a veces la máxima del escritor enajenado

rodeado de sus giros pintorescos y metáforas salpicadas

.

de coloridos cachureos.

.

Si no hay que tirar la caña con carnada

no hace falta temporada de cacería

no hace falta una visión mesiánica

no hace falta una contemplación catárquica

no hace falta un lugar de recreación

los peces dorados aletean por doquier

el oro es pobreza en mis manos

.

una mirada humana a través del ventanal

es fortuna literal, fortuna literal po’

.

al menos para mí.

.

Tomémosnos una tarde libre

una, pero que no conosca

otra, como para tener que decirnos

“bueno, hasta mañana entonces”.

.

Tomémosnos más licencias

toma: para tí, para tí, para tí

una por mí/tí y otra al seco

violemos el diseño urbano

y tomemosno todo de una:

.

el farolito, la espera, un pololeo, el canal ortuzano,

tic, tic, unos relojes, el caleidoscopio cartográfico

que, ups, se me acaba de caer.

Un termometro toma ahora mismo la temperatura

y yo no lo veo, tú tampoco,

tu no estás aquí, porque estoy leyendo mientras estás

quizá mirando otro termómetro.

.

Tambien todas las gracias, las disculpas

y esas cortesías de salón vip:

las manos limpias, las bienvenidas ceremoniosas

los bailes fruncidos, o alguna sonrisa caprichosa.

Los nombres, los recuerdos, las amistades,

toda familiaridad posible: incluso hasta el espejo de bolsillo.

.

Y créeme: hasta el desodorante.

.

Así dadas las cosas sería un día de descanso

de completo relajo o descuido

de encuentro o repentina casualidad.

completo des/en-cubrimiento de sí.

.

Cada cual elija la opción correcta/equivocada.

.

Que no te extrañe si no te he saludado

no te extrañes por las casualidades de la vida

Pasa que he estado  toda la tarde aquí:

pasando la vista en cada pececito dorado.

.

¿Los habías visto?

Estan piolas.

.

————-o————-

[A. Apablaza ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s