Mande


.

– ¿Qué canción quiere escuchar?

.

Eché a andar la vitrola con sus manos

La aguja era su dedo;  – el vinilo lo elige usté

En el rodaje ponía atención a las rayas del disco

Atención al ruidito del reuso:

complemento necesario

.

– ¿En serio?

– Claro, ¿por qué no?

.

– No olvide que es usted quien pone el tema.

.

Yo lo estoy escuchando: sus huesitos centenarios

su cuerpo agitarse al ritmo de la búsqueda interminable

su olor a viejo: esa ropa quizá con más estilo que la mía

que huele a fresco, como sacada de alguna lavandería

y sin embargo: balbuceando el nombre del disco

los últimos nombres de una antología del blues

.

– Que buen tema, ¿no cierto?

– Por cierto: el mejor que he escuchado en mi vida…

.

Buscaba otros vinilos y yo que le abordo por el hombro

y con un ademán de humildad

como ese último gesto antes de despedirse de alguien

le propinaba unas palabras cordiales:

.

– ¿Quiere escuchar otro?

– Sí, ¿hay algún problema?

– No, ninguno: elija el que usted quiera.

.

– Cuidado con rayar los discos nuevos.

.

Enseguida salí de la tienda de discos.

.

No me gusta la mirada de la sospecha…

.

(¿creen acaso que uno anda robando?

Se entiende que uno se vea como un

yo no vivo en providencia

.

no saben lo que es disimular, o bien:

ser amable con un posible extranjero)

.

.

Con los libros me va mucho mejor.

.

————-o————-

[A. Apablaza ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s