Ñami (17/12/2009)


Tarde: 14:00

.

.

– Porotitos

– Ah no, me cago de calor.

– Pero si están ricos.

– Sipo, si no digo eso, pasa que con treinta grados de calor, un plato huemando bajo las narices me exfolia los puntos negros.

– Hay que erís cochino. Cómete la comida nomás.

– Dale.

.

.

Noche: 00:30

.

– Tallarines.

– ¡Qué rico!

– Están calientes.

– No importa, me aguanto.

– Quién te entiende…

.

¡Huevón goloso! ¡Goloso!

.

.

————-o————-

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s