Tira nomás

No sé por qué me acorde de aquel día en que lanzaba un ladrillo contra una muralla. Alguien me había dicho que adentro guardaba un tesoro. Algo incalculable, que costaba todo esfuerzo humano, y quizá algo más.

.

Nunca lo supe.

Parece que el ladrillo supo más de mi tesoro que yo de él.

.

Aún tengo la costra en el pulgar del pié, cabeza, nariz, muñeca, otros.

.

.

————-o————-

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

Anuncios