Respuesta a un callejón sin salida


.

Respuesta a un callejón sin salida

o fuego amigo  de improvisación

.
.

Aquí estamos, el callejón/nudo
sin salida de querer encontrarnos.

Nos topamos en nuestros hombros

de ocasión midieron vistazos.

.

Aquí estamos,  difícil de encontrarnos

pese a la esperanza: de paseada

.

.

.

.

.

La tendedera aguanta callejones
La tendencia es hacia lo lúdico
.
No es secarse
sólo airearse

.
No hay para qué apurarse

.

Trabajar el tiempo a perro
extremadura carga
a los óxidos que capeo
de la guitarra oxidada
.

Acorde a los tiempos

igual suenan los rasgueos

da igual que sea a medio pelo

las musiquillas

.

A trapos tropos
y otros estropajos
en la salida sin callejón
no hay atoros
tan sólo andrajos
de trastes bermellón
.
Hay paciencia(!)
si todo a su tiempo se seca(ra)
.
la picardía de los cuerpos
(y su dulzura):
.
el charqui no se apura
la pasa no se apura
el huesillo no se apura
el cochayuyo no se apura
el cadáver sin nombre no se apura
.
Hay tenderías(!)
si todo a su tiempo fuera
tocar madera
.
seca
leña
calidez
.

Mientras los niños están bajo las sábanas

estirando la última flojera amanecida
Una niña tiende y juega a la vez
.

El callejón es patio de tierra
y las amistades otro juego más
.
No existen las confianzas aún
en esta rondería pública

Todos juegan incluso los excluídos

Nadie toma la palabra del exilio
.
¿Cual es la aporía?
¿La de la infantería de sudor
con la dermis sucia
colapsada de  sopor?

.

¿Cuál es a aporía?

(Pregunta-general

y respuesta-silencio)

.

¡Atención!

.
La pregunta va marchando
y el fusil son las palabras

difíciles de pronunciar

que los hermanos grandes van soplando

en los oídos aún limpiecitos

que huelen al piñén sin tierra

.

¡Ah, estos tiros queman ropa

y la humareda fogeará

los  llamados a los Epunamun!

.

Hermanos grandes! No queremos saber

más que el ganado[r] de este juego.

.

.

El espíritu del callejón cuelga entre perros

plásticos y de madera tallada

De una mejilla o de los mismos pelos

La escena es un escogismo bienaventurado

.

Cita de los trapos

Colgado, húmedo, aún dice:

.

“Ñami ñami peñi, pehuén fundador: ¡piñén en tus dedos!”

(Disturbios insignificantes:

Unos trastos caen al sueño suelo)

.

.

Un animal por mientras se asicala

los paños de la basuranza

.

.

.

Me pedía una moneda

y reparé en ello cuando dejé de pensarlo

pero ya es muy tarde: muy tarde

hubiera tenido que dar la vuelta

por el otro lado

para volver allí

.

Eeee…eesa moneda puede esperar

en la pérdida de alguna piedra

que detenga la payaya

.

.

.

————-o————-

[A. Apablaza ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s