Cita: “ELA, ELLE, ELLA, SHE, LEI, SIE” – Rodrigo Lira


Rodrigo Lira

.

nota preliminar del lector:

cuando se escribe lo que se lee ayuda la relectura.

.

.

.

ELA, ELLE, ELLA, SHE, LEI, SIE – Rodrigo Lira

en Proyectos de obras completas, ed. Universitaria

.

.

.

Y en tus hogueras,

en los ardores de tus creencias,

te enseñaré mi chuchillo de palo

Álvaro Ruiz, “Inocencia”, en dieciocho poemas, alfabeta impresores, s.d.

.

las llamas del amor ya no llaman

Erick Pohlhammer (en la Revista del Doming, 15 de agosto de 1976)

.

Mi amor se acrecienta más y más en la medida que tus ojos

se diferencia más y más de todo lo antes visto por los míos

Erick Pohlhammer, “a Andrea”, see Poesía para el camino, U.E.J / ed. Nueva Universidad, alfabeta impresores, Santiago, 1977

.

Ven acá bombón

y te mostraré mis petardos

mis más secretas y oscuras detonaciones

Roberto Merino, Ciclotrón (inédito).

.

.

.

.

“prolongado repicar”, o, mejor dicho, redoblar, que son las campanas las que repican, Sancho, que no los tambores, “antes de que la trapecista” -que en este caso es el trapecista- (¿”creador literario”?) ¿”auténtico demiurgo”?

¿defendiéndose atacando jugándose “solo, cara a cara a la carilla en blanco”?)-

“se juegue la vida”.

.

las expresiones entre comillas pertenecen a la crítica de la antología poética para el camino según aparece firmada por edmundo concha en el primer número de cierta revista chilena de la hactividad hartística llamada algo así como la motoneta o la critoneta.

.

.

Todavía no le dirijo la palabra esta tarde andaba con una amplia blusa blanca esa tarde llevaba calzones rojos por su período y lo arcaico de su receptor

de flujo

le salieron pecas con la primavera o esta última logró que al fin me percatara

Yo quería besarla sólo en la penumbra de la escalera del lado Este

-en el verano casi no se usa

y en la sala oscura para teatro cine escultura actos culturales y conferencias

hubo confidencias y algo más que un beso.

Después, bailaba, al medio del cícurlo conga conga que siga la milonga terminó

el kurz eins del Goethe -sie gut, ich sehr gut

mechona del pedagógico ojipintada entonces dancing in the ring eo eo

que siga el hueveo semana premechona-

yo bailaba en medio conga con parsimonia -sin zafarme como en las fondas-

o miraba tomando una cola el bailoteo

Está tomando créditos de fundamentos sicosociobiológicos y filosoficales

de la educaciónica

Está estudiando geografía, la geogragea, en el campus oriente de la ucé,

seguirá yendo a la misa, la pata peluda

Dejó aquí su pijama japonés este mediodía y le compré mentolados cigarettes

antes de dejarla en la micro

dormí sin sueños después de un orgasmo así y las vértebras se movían solas

y se salía solo y solo, antena, encontraba su camino hoy, después del desayuno

tal vez se case con un brasileiro, tal vez se divorcie con su madre

tal vez se case conmigo, tal vez

Quién lo diría, dirán cuando digamos que nos casamos los que eso dijeran

El año pasado lloré de alegría ante el simple hecho de que existiera

estuvo entonces dispuesta a ir un rato a mi piso de soltero pero aún la espero

le escribí cosas que le mandé y cosas que no le mandé

Tengo pensado confeccionarle alguna misiva cuando tenga tiempito

(la verdad es que no me gusta demasiado y no sabe moverse al caminar)

Arrebola la cafetería y me sale hasta en la sopa, me encanta su nariz exacta

Sé de buena fuente que hacia mí es péndulo entre miedo y amor

En el fondo le tengo rencor, supongo, y me gustaría violarla violentamente

La verdad es que no puedo contenerme y jugué el estúpido juego de siempre

y perdí la mano

Manco, cómo podría masturbarme, y cansado no haría falta, yo supongo, digo yo

Volvió con su novio, después de esa semana de plazo salieron

La dejó en su casa, él chocó su auto

parabolas en cerebro -novio no vio árbol, o poste- y unap ostal desde Baires

habría bastado

(era la tempranera del paraná niña primera amanecida flor)

Debería haberme cansado con ella aunque no fuera marilyn monroe ni mi mamá.

He pensado seriamente matarla carnearla salarla o írmela comiendo a lo largo

de una año

Supongo que los vecinos sospecharían algo cuando aparecieran

maceteros con flores y cuadros secándose al sol

Podría fácilmente terminar en la cárcel si se atraviesa de nuevo en mi camino

le daría un beso rojo un beso chocolate un beso plástico

otro sicalíptico y otros besos

me pondría a visitar la más sofisticadas tiendas para ropa interior

y abalorios

vendería calzoncillos con tal de pagar las cuotas de la moto para pasearla

Está claro que al llegar y lal salir del templo coche con caballos y con todo

Aún no llega y mi reloj hace minuto y medio que marcó las 21.00

A la hora veinticinco tal vez me haya emasculado -amputado las gónadas,

en términos técnicos

Y qué hago con el pijama japonés si nunca vuelve y dónde archivo su recuerdo

Y si después se instala y es doña copropietaria -dueña- vecina y señora

Realmente, esa señora es una suegra de caricatura, y no me gusta nada

-señora que no estaba mal de repente… pero para mí, más jóvenes

La araña se come al araño y la abeja reina mata a los zánganos

Tuve que tomar vino y llora, ese sábado azul con nubes cúmlos

El problema es que no tengo teléfono, ni moto, ni soy estúpido

Estupenda, con fundamento se siente inteligente, y necesitaría un pi ech di*

me negó su beso, a pesar o a causa del halo de la luna llena, y no quiso devolverme

los papeles de ese spell: quemoslos, parece: bofetada

esas graficaciones magistrales le parecieron “originales pero no bonitas”

no cachaba mucho la muchaca

pero fueron sus senos los que le dieron mi asiento en el bus de marzo

Saliendo, me advirtió que íbamos a pelear desde nuestros cafés, instalados

en Los Cisnes

pero escuchaba atentamente desde atrás, y en alguna medida llenó alguna expectativa

-aunque ese actorucho de mierda tenga todo el derecho de interponerse

Todo era bastante más increíble que una película ganadora del premio cineúq

(íbamos a ser una eminencia gris duplex tras el tirano de opera de turno)

Todavía está la posibilidad de las islas Canarias las prostitutas núbiles

o la cría de canarios, o la horticultura

Debería sorprenderla por la espalda a mansalva la emboscada en despoblado

Y qué diablos pasaría si quedara embarazada la muy mal parida

– “Casarse es un buen negocio” -me dijo un sicólogo que fuma marihüana näda dë

tonto al invitärme a su böda

Y no sé qué crëstas tendría que hacer que no apareció en el momento preciso

Supongo que soportaría sin titubear sus adulterios y pelos en el baño

y sus pezones

¿por qué no volverá a mis brazos se olvidaría de esa vida que vivimos?

en otro tiempo y otro espacio

Tal vez un poco de lata de almuerzos en bandejas plásticas y colas

y empanadas en los bares

– Te tengo pechuga de pollo con cebolla- le acabo de decir y le leo

al escribir

debo reconocer que en todo momento hace lo posible por parecer un alucinante

poster en movimiento

No es bueno que el hombre esté solo dijo o dijeron mirando al adán inédito

y virgen

no sé si elohim dios o elohenu plurales -dos al menos- o adonai iod he vau ne

-no sé muchucho hebreo por el momento

Adán dijo hueso de mis huesos carne de mi carne mujer será llamada

pues del hombre fue sacada

Todavía no pasa nada y anoche no le dije buenas noches ni falta hacía después de

y la verdad es que el segundo capítulo del génesis me interesa escasamente,

y si no nos hubiesen intoxicado con cristianismos acríticos de enésima mano

-San Renán, por ejemplo, ni evidentemente los rojos

Ahora está tratando de imitar la notable artesanía de batir el café instantáneo

que tan bien sé practicar

una melodía suave por mi vieja compañera la radio nos toca el violín

Está el problema del ruido de los autos el pito del lechero en las mañanas

y las noches solas

Si fuera católico no sé si me haría monje o me conseguiría catoliquillas

carismáticas

No tengo inconvenientes en compartir el cepillo de dientes y las alfombras

San Pablo escribió “más vale casarse que quemarse” “el que no trabaja que no coma”

y “alejandro el calderero me ha hecho mucho mal” en sus epístolas1 [1]

El reverendo Valënte recomiënda castidäd a Nerüda pero nada sobre cómo2 [2]

Aunque todavía no instalo el juego de espejos, el ámbito está propicio:

está el sahumerio chino las manzanas el pollo las cebollas y el pan

ella está conmigo y ella no está conmigo -escribió el joven pablo, y su älma

no se conformaba con haberla perdido -a mí nada con las almas ni aunque vengan

“bien dotadas”

ni aunque vengan ofreciendo geografías sin dejar alternativas por ahí,

en letras de molde:

prefiero dobles etéricos o bionergético, chakras, cuerpos casuales astrales o

last but not least– materiales

cuerpos de ser posible bien hechos, bellos como el mío o el de ella bella

y dice no sabe dónde quedaría ese libro en inglés que estaba leyendo

enciende la luz, se sienta en la cama, le doy la espalda: sigo escribiendo

creo que alguien ha muerto en este instante, tal vez alguien haya abortado

y más de alguien habrá nacido

otro poema -si es que puede llamarse poema esta volada- ha quedado terminado

.

.

.

.

Postscriptum

.

El autor agradece por haberle provisto de material empírico para este texto, cuya primera versión fué manuscrita al anochecer del lunes 2 de octubre de  1978 y dedicado a San Antonio y a “esa gente tan pobre que hace el amor con ropa”1 (1), a Sonia C. , Patty R., Violeta A. B., Norma W., M. Fernanda S-C. de V., Isabel M. C., Isabel L., Paula E. R.,  y a la memoria de Karin Cervantes Sch., encarecida y cariñosamente, y a ella, lamentando que las circunstancias no hayan permitido incluir el proporcionado por la leo, la chica de castellano, la vecina de enfrente, las empleadas de la panadería y a la cafetería, Alicia principiante en el oficio, la Julie de la villa, la Yuli de Chillán, una profesora de sicología, Verónica de La Serena, las Martas de Vicula, Lin de Diaguitas, Sol (e) de Arica, y cierta señora Isabel de Iquique (quinceañeros entonces ella y yo cadete besos primeros en verano con Marilú -la prima de la polola-)

entrevistos desnudos de la hija de un soldado artillero de puño amputado por una granada, pechos de la empleada y el Chevrolet 51 en la playa de Cavana y en la pampa, en Baquedano.

 

 

 

.
.
.


* (*)Ph. D.:abreviatura inglesa para “Philosophy Doctor” (doctor en filosofía).

1 CF. 1ºa los Corintios, VII: 9, 2ºa a los Tesalonicenses, III: 10 y 2ºa a Timoteo, IV: 14

2 Ref.: Ibáñez L., Miguel: Poesía Chilena e Hispanoamericana Contemporánea, Nascimiento, Santiago, 1975, p.176

1 Diego Maquieira, “en blanco otoño”, en UPSILON, Santiago, 1975

.

.

.

————-o————-

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s