El dedo más chico del pié


.
.
.
.
Al verte pude ver
mis pies y noté que
tenía una ampolla
en el dedo más

pequeño

Mi pié, el de los 5
más grandes era
el menor el más
esforzado, valiente
humilde y gentil

ante cualquier
encuentro

No lloraba ni temblaba
solo estaba ahí, a fin
de que lo dispuesto
en su voluntad era
estar enlistado
junto a los otros cuatro

a otro pié de guerra

.
.
.

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s