En éstas ando

.

.

.

Ando caminando sin un pulmón

sin que me falte, ni me llore, ni me grite

yo ando aquí caminando sin un plumón

con un ala desplumada del corazón

.

Te quejabas que no estaban
peor, las estrellas te vuelven locas

cuando no estaban cuando volaste

y me miraste desde arriba

pero no viste que sonreía

mientras te hacía con la mano

.

En éstas ando

cortito

breve

como un grillito

o un bichito de luz

del momento deudor

del oído tuyo

y la noche, antes del amanecer

.

.

.

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

 

Retrospectiva de los patos que no son cisnes

cisne

.

.

.

cuán difícil es no evocar
a partir de la imágen de perfil
“el cisne troquelado”
juan luis martínez

cuán difícil es no evocar
oh, aves en agua flotar
aquí, aún
presentes

Aprovecharlos
restan
quedan

ah, presencia
cuán difícil es el olvido
en tu naturaleza colores vivos
y uno en destiempo echo la mano
al mentón humano
aquí, aún
creciente de

pelos
dudas
pliegues

30/9/2010

.

.

.

EL CISNE TROQUELADO
I
………………………………………….(La búsqueda)

La página replegada sobre la blancura de sí misma.
La apertura del documento cerrado: (EVOLUTIO LIBRIS).
El pliego / el manuscrito: su texto corregido y su lectura.
La escritura de un signo entre otros signos.
La lectura de unas cifras enrolladas.
La página signada / designada: asignada a la blancura.

II
…………………………………………… ( El encuentro)

Nombrar / signar / cifrar: el designio inmaculado:
su blancura impoluta: su blanco secreto: su reverso blanco.
La página signada con el número de nadie:
el número o el nombre de cualquiera: (LA ANONIMIA no nombrada).
El proyecto imposible: la compaginación de la blancura.
La lectura de unos signos diseminados en páginas dispersas.
(La Página en Blanco): La Escritura Anónima y Plural:
El Demonio de la Analogía: su dominio:
La lectura de un signo entre unos cisnes o a la inversa.

III
………………………………………………….. (La locura)

El signo de los signos / el signo de los cisnes.
El troquel con el nombre de cualquiera:
el troquel anónimo de alguno que es ninguno:
“El Anónimo Troquel de la Desdicha”:

…………………………………..SIGNE………………CYGNE
…………………………….Le …………. blanc de le.………. Mallarmé
…………………………………..CYGNE …………….SIGNE

(Analogía troquelada en anonimia):
el no compaginado nombre de la albura:
la presencia troquelada de unos cisnes: el hueco que dejaron:
la ausencia compaginada en nombre de la albura y su designio:
el designio o el diseño vacío de unos signos:
el revés blanco de una página cualquiera:
la inhalación de su blancura venenosa:
la realidad de la página como ficción de sí misma:
el último canto de ese signo en el revés de la página:
el revés de su canto: la exhalación de su últmo poema.
(¿Y el signo interrogante de su cuello (?)?:
reflejado en el discurso del agua: ……(¿). : es una errata).

…………. (¿Swan de Dios?)
(¡Recuerda Jxuan de Dios!): (¡Olvidarás la página!)
y en la suprema identidad de su reverso
no invocarás nombre de hombre o de animal:
en nombre de los otros: ¡tus hermanos!
también el agua borrará tu nombre:
el plumaje anónimo: su nombre tañedor de signos

borroso en su designio
………………………………………….borrándose al borde de la página…

 

[audio http://www.ivoox.com/juan-luis-martinez-el-cisne-troquelado-poema_md_1677358_1.mp3 ]

.

.

.

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

 

Después de tanto hablar, callo

.

Y ahora la luna

Porque desde ayer
que se pronuncia sola
sin que tengamos
que hablar de ella

canta ríe y llora
mirando lejos
sin gloria, nombre
ni pena

es, sin que la vea
toda entera llena
y en su parte oscura
su belleza también sea

aunque imaginar
solo me queda
que en el día otros
así la vean

fuera de mi mano alguna
estrella queda en la espera
de que brille para los amores
que por casualidad uno encuentra

como esta loca que brilla blanca
de cabellos largos besando arreboles
y en su espalda la oscura lleva
el gusano, la semilla y otros soles

hasta cuando los que hablen piensen
que después de tanto honores
la lealtad solo nos nazca
callar, admirados de su sola regencia

.

.

.

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

 

Algunas notas, credo

Creencias:

– que recostado como el ocho
el infinito no penda
de un hilo negro

– que caiga luego, que pase
por la manzana roja
de un árbol sin fruta

y tú, manzana verde
que veas cómo

hasta cuando te vea
y se pueda volver a
morder tu corazón

a ver si hay semilla
o gusano

(…)

Si veis montar el agua de la noria,
con un niño fijamente asomado al brocal
frente a frente al abuelo,
y se siente el bese de los amantes como una hoja seca
que el pie del tiempo aplasta crepitando:
¿los amantes están muertos? No preguntéis con torpeza.

Pensad en el gusano.

(…)

Eduardo Anguita – Venus en el pudridero

.

.

.

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

 

Palabras

Faithless

“Faithless”, by © MoonLitTourniquet

.

Si una palabra bastara para sanarme
¿Qué podría llegar a ser una oración?

Al juntar las manos siento que hay algo
cuando las abro veo qué es

Nada

Ando igual que
antes de escribir

.

.

.

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

 

Hojas de papel otoño antes de dormir, Abril

.

.

Lunes 22 de Abril, 2013

Quedan como ocho días
y acostado éstos podrían ser más
mil como un número poco
de este abril donde tú serías
el camino hacia el primer
punto del espiral aquel
infinito mirar cuando sé
que me miras en silencio

Eres el río mordiendo la costa
yendo de vuelta, letra atrás

Sólo me faltaba decirte que
Yo creo que la fe es más que saber
como la sed cuando ve el mar
Yo creo que un día todo podrá tener
como para secar las pestañas
estaré infinito y recostada verás
a un desconocido que estará
de acuerdo en que se las dejes

secar en voz baja

.
.
.

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

 

Domingo aquel. 21 Abril, 2013

"I had a dream..." - © Adam Wicinski.

“I had a dream…” – © Adam Wicinski.

.

.

.

Mi estrategia es que me distraigas, así me recuerdes que soy un poco más humano que los DDHH, que no hay vida digna si no nos han enseñado siquiera la necesidad de ser dignos en el sentimiento del afecto más espontáneo.

¡La felidad y la esperancia!
De ellas entonces a diario
Tengamos que aprender

Que me puedes hacer reír cuando era lo que menos me esperaba, y entonces tenga que reír sin resistirme.  Que me afectes, como el agua a la tierra, y crezca en ella la presencia de las cosas nuestras, esa también es mi propuesta distal. Mi táctica sólo es dejarme llevar sin oposición a la que te enfrentes, e incluso sorprenderme sólo con responder usando las palabras que alguna vez escribí, cuando sólo te pregunté “cómo te llamas”:

“Lo que se diga de mí, eso soy
Como me nombres, así me llamo
Como me quieran, así yo quiero
Lo que guarden de mí, eso también atesoro.

¿Qué somos
después de todo?”

Sí. A veces me olvido de mi mismo. Soy olvidadizo y desordenado como mis cejas son gruesas y mis lunares son un montón. Podría perder todo en un descuido pero yo no soy el importante, sino los atisbos de luces que  has visto. ¿Cómo la poesía no eran puntos y líneas sobre el plano, sino una espiral que ha roto el círculo de nuestro egoísmo?

Dándose al otro con la impronta de uno mismo
En tiempo
o en muerte, como tu lo has hecho.

¿Qué táctica podría utilizar hoy cuando mi estrategia era que aprendieras a crecer en el camino?
Pues bien, la táctica que sea necesaria para que me digas qué hay más allá de las nubes que a ratos nos privan del sol.

Te di el tiempo
Te has tomado la palabra.

¡Salud!
Yo me he desayunado
esto que siento de aquel
día que aúno no despierta
mientras en tus sueños
ya vivías esta mañana

Y ella respondió:

¿Y qué te di yo?
La Muerte.
“Todas las noches morimos”
Te doy mis noches y vuelvo a repetir lo que una vez me hiciste callar.

Yo moriría por vos. 

Por eso te doy la Muerte, Mi Muerte.

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

 

Domingo 21 de Abril, 2013

.

En los domingos llega la música
con un calorcito, después las nubes
y el sol en un sobre amarillo a blanco

donde puedes escribir sin los dedos

En aquellos domingos se abre la única
carta que acompaña cuando subes
al segundo piso y abres las ventanas

Y notas que llevas el otoño encima

Entonces tenga que preguntarme
si alcanzaré a dar la vuelta entera
mientras veo la guitarra llena de polvo

y alguna de sus cuerdas sueltas

.

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]