La respuesta. Domingo 14 de Julio, 2013

En respuesta a “La ninfa de Fauno”

Muchos se habrán preguntado cómo es que ama una mujer enamorada. Yo me lo pregunté muchos años. Hoy prácticamente esa pregunta es un antecedente de la mas viva y cálida respuesta de quien, no esperando nada, los regalos más lindos que un hombre pueda tener.

Hoy es domingo, y no es particularmente hermoso porque el sol está reluciente. Hoy día es hermoso despertar porque hay alguien que te busca en la mas franca caricia y la palabra. Me pediste que te regale mi voz. Y te la dí un día que te escribí un poema. Hoy vivo esta experiencia como algo irrepetible, como toda primera vez que sea digna de decirse:

Hoy estoy con voz,
con voz en pié  de guerra
desarmado hasta de sangre
todo es tuyo, todo lo doy
música, la palabra que venga
sea escuchada como antes
cuando éramos más  chicos
y nos asombraba las mas sencillas
proclamas de un lenguaje que no entendíamos
y hoy resultan melodías que nos
alegran como rondas de niñas

Baillando y cantando solo por jugar
la sonrisa liviana y frágil entre todos
hasta la tarde que nos ha de cansar

Es posible, amigas y amigos
los por venidos y por venir
sepan los presentes que me han acompañado
que cultivar flores en el desierto una vez
en verdad es posiblle, y regalar una
a cada momento posible que fue
y que hoy está presente en la estela
más  brillante de nuestros ojos
quien nos mire ha de saber que no
llevamos una alegría celosa en el alma
sentencia para los hijos de nuestros hijos:

no hay que avergonzarse del mundo
si vivimos dispersos en una alegria
que nadie entenderá porque le es ajena
Díganme ustedes: ¿por qué no se han dado
la oportunidad de ser feliz, como los locos
que han sido confinado a un patio de emociones?
Y ustedes, hoy que viven su teatro de viles operaciones
contra la fe de que se puede perder todo
como así un loco pidió para que lo siguieran
¿por qué no abandonan esta actuación artificiosa
dejan todo, aman el vertigo, se arriesgan?

Ella recordó mis palabras de asombro frente
a una de las única de las veces que me sentí
el que se habia olvidado, el auténtico que soy
por lo que hecho en este mundo, sonrío de acá
de donde una vez te reconfortaste cuando oíste
el secreto que llevaba en mis latidos del corazón.

También te regalo una canción: “Tu voz en mi voz”,  de Tata Barahona

Y la experiencia de volver a leer un poema que ya habías leído: “Si un día estoy lejos”

 

Anuncios

Cita: Liliana Lukin

Yo la escribía en la mente, habían intenciones de construirle un paraguas para cubrir su casa de la lluvia. No estuvo en la mañana, yo tenía una falsa serenidad, pensaba en verdad, ella no estaba, y no era porque dormía. Tejí en mi corazón un deseo por estar allí y apretar la distancia cruzando mis manos en su espalda.

En medio del bullicio del día

abrí un libro  que llevaba guardado en el bolso,

y me decidí a recitar en voz alta,

como hablándole a sus ojos,

aunque no pudiera escuchar,

.

yo le hablé a sus mirar:

.

.

.

Voz de Doble A

Voz de Una A (29-05-2013)

.

.

.

“Ha llovido durante días:
fina, filosa, pertinaz el agua
pudre, lava y abrillanta.
Ajena a toda intemperie
Que no fuera la propia,
yo regaba las plantas
del lado cálido del vidrio.
Hoy al fin he salido a mirar
algo que no soy, el lago
alrededor del estrago
de los trabajos: tuve que salir
a distraer mi cuerpo del daño
visible: dolores al escribir,
árboles segados de raíz.
Días enteros de llover dejaron
charcos que hubieran sido
espejo de las altas copas
duplicándose,

pero lo continuo se ha quebrado,
y ahora sólo se ve allí cielo,
agua, esos veranos.”

.

La forma épica del engaño – Pablo De Rokha

(RÍo Maule (?) – Luis Hidalgo // (Deja tu puntero sobre la imágen)

.

Voz de Doble A

.

“El mundo no lo entiendo, soy yo mismo
las montañas, el mar, la agricultura,
pues mi intuición procrea un magnetismo
entre el paisaje y la literatura.
.
Los anchos ríos hondos en mi abismo,
al arrastrar pedazos de locura,
van por adentro del metabolismo,
como el veneno por la mordedura.
.
Relincha un potro en mi vocabulario,
y antiguas norias dan un son agrario,
como un novillo, a la imagen tallada.
.
Un gran lagar nacional hierve adentro,
y cuando busco lo inmenso lo encuentro
en la voz popular de tu mirada.”

.

.

La forma épica del engaño – Pablo De Rokha