Lo único que tengo


Paso

Es un camino y un pórtico, por donde se puede ver la morada

.
.
.

Hubo una catástrofe una vez
en la madrugada de la noche
dos corazones enamorados
se pusieron a charlar como de costumbre
y entre tema y tema, uno sonreía
y el otro al verlo sonreír, también sonrió
pasó que las palabras pasaban
sabiendo que ambos no las amaban
más que por necesidad de vivir
en algún lugar en común, como éste
en donde la palabra estuviera dada

Hubo una noche una vez
en donde la catástrofe fue tal
que dos corazones latieron al mismo tiempo
y olvidaron la palabra que habían dicho
durante tanto tiempo por afecto
de estar buscando estar con el otro.
Esa noche uno se durmió y el otro le cuidaba el sueño
Sin titubear le dijo con la mirada
que lo amaba tanto que su sonrisa
se tornó hacia el alma.

No se cuidó de gestos
y le sonrió a través del oído
con un “te amo” y un “duerme lindo mi vida”

Cuando dos vidas aprecian esto
el mundo se cae a pedazos
con todas sus promesas a medias
Cuando una voz hace el llamado
el amor, incluso a dormidas
puede responder con una sonrisa
Entonces te das cuenta que el mundo
anda a su ritmo, como le plazca
más lo enamorados alguna vez
encontrarán el momento en el que
latan por un mismo propósito

Sin titubear, diría por última vez
lo que hoy es mi sustento
la palabra que vivo:

La estrechez.

.

.

.

————-o————-

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s