26-12-2011 -a 30 años del viaje de Lira

rodrigo lira - 30 años

click para ver más grande

Clock para ver más grande

Homenaje poético a Rodrigo Lira, a 30 años de su muerte.

El día lunes 26 de diciembre de 2011 nos reuniremos a las
afueras del departamento 22 en que vivió y murió el poeta
Lira: avenida Grecia 907, Ñuñoa, Santiago. 
Para recordar tanto su nacimiento como su muerte: al
mediodía (12:00pm) (ojalá pueden llegar algo antes)

¿Cómo llegar? Desde la estación de metro Irarrázabal, en
dirección al oriente: micros 506, 506v, 507 ó 510.

El homenaje consistirá en una lectura Abierta
de poemas de y para el difunto poeta.

Serán regaladas plaquetes y fotografías tipo carné (de Lira)
a quienes participen.

.

Salí tarde de la casa:Lo Errázuriz 4365, una dirección prescindible, quizá sin densidad, al menos ese día. Un aire azaroso me acompañaba de camino al paradero. La convocatoria era a las 11:30, y la 506 la tomé a las una y tanto. Cuando pasaba el tunel que está antes de matta pensaba si habría alguien esperandome, como si tuviera algún conocido, alguien que dijera: “aún no ha llegado albert…(habrá que esperarlo!)”. La familia es grande, y sucede que no hay tiempo para conocernos todos como quisieramos.

.

No había ido nunca al departamento “grecia 907”, sólo al que Lira cuadró en su inventario poético, a conciencia de que había que dejar algo. Eran casi las dos cuando me acercaba al lugar: un grupo de edificios rojos por ambos lados de la avenida podrían ser. Al sonido del timbre el bus abrió las puertas en el primer paradero que pilló, varias cuadras más allá. Tenía mi hoja, el texto, y las monedas, todo en el bolsillo esperando el momento de performar el tributo.

.

Caminé de vuelta buscando el número. Para nada me sentía un arquéologo desenterrando huesos. La expectativa me hacían despreciar la gente que entraban a los departamentos que no eran el 907. Pudieron haber sido grandes personas pero nunca les daré la oportunidad por haber vivido cerca de 907. Sólo ellos tendrán que hacerse saber (como lo hizo Lira con toda su vida).

.

Cerca de la entrada al último departamento rojo había una señalética que identificaba el bus que paraba ahí. Paró justo un bus. Me llamó la atención. Dice, en paràfrasis:

El paradero en cuesitón (click para ampliar)

.

PARADA 1

Salvador Sur

-Av Grecia

.

Para tan sólo:

-El amarillo D13

.

Otra cosas en la señalética, y una nota sobre una flecha verde apuntando a la puerta del edificio que restaba por ver:

.

<<< Consulte los servicios de paradas cercanas, al costado.]]]

.

Consulté entonces, en la búsqueda de su rastro…

.

GRECIA 907

Clock para ver más grande

GRECIA 907

Click para ver más grande

GRECIA 907

clack para ver más grande

.

Las flores casi secas por el sol de medio día, y la botella de arsenal NO-RETORNABLE A LA MADRE URSS. Ninguna gruta, ningún tùnel, ninguna sombra sobre el cuadro. Como crisálida, el memorial ardiente echó el vuelo a peos, pasos más allá, más cerca de la puerta del edificiO, 1/2 a 1/2! del camino de ELLA, como un altar a su imágen (y ROL ÚNICO NACIONAL). ¿Quién será este huevón? pintaba la cara de algunos que pasaron mientras miraban meDIOS ajenos, yo los miraba asolado, soleado. Yo los hubiera invitado, pero algo algo como íntimo, si no lo sentían, creo no tiene sentido ser como “un doliente”.

.
Estàbamos solos, y ahí salía una cita, sin paráfrasis porque a la memoria siempre R.sulta igual, y Q. si hoy no reQ.erdo, es puro o!vido. Solo o!vido, y solos, d¡os tanta gente sola, y aquí estamos, como familiares pobres, solidarizando en la memoria, sin protocolos, es que no hay más en el bolsillo que dos mil pesos y un afecto precario, el que se le tiene a un familiar que nunca otro le presentó. Mientras sonajeaba las monedas pensaba:

.

– No es el lugar… el lugar será en el Peda…

.

Al retirarme me quedé un momento mirando la animita que está a un lado de la avenida. Salvo por una piedra que atrás lleva una R media borroneada por el tiempo, esa animita podría ser de cualquiera. Adentro de la animita encontré un papelito que daba cuenta que algo pasó en la mañana. La botella, las flores, la fotografía en el suelo y ese papelito me llevaron a dar el otro paso que faltaba. De pronto sin esas cosas no hubiera ido nunca al pedagógico.

.

ANIMITA LIRA

click para ver más grande

ANIMITA LIRA

click para ver más grande

.

Ya estando en la UMCE, noté en la entrada principal un alegre mensaje que decía en una caligrafía escolar perfecta:

.

el poeta no está muerto, / esta bailando en los pasto del peda

.

.

Pensé que podría ser todo, pero algo me decía que más allá, en el lugar donde se trenzaban las tertulias más rizadas, estaba el cuerpo del memorial. Sé que era ajeno a todo, y que mi visita era, más que un tributo, un sapeo rulo: rugoso, y seco. Miré el mapa del lugar, porque ahí era un completo extranjero (pese a que fuí una vez a ver que quedé algo lejos de la lista de los aceptados a la carrea de Filosofía. En ese entonces Lira no sabía qué era). Guiado por el plano, llegué a los pastos que los chicos del tributo levantaron el 26 de Diciembre. En imágenes se puede ver lo siguiente:

.

.

Un cordel que intercabala la imágen del vate con textos que quien leía podría sentir el calado que dejaba cada uno. Y la tina a un costado, con esa témpera roja secandose en el calor. AHí estaba el lugar. Me tomé un tiempo y paso a paso me acerqué pensando cómo lo haría. Al final lo hice: sacando el montón de monedas de a diez, una a una empecé a dejar en la tina, como si fuera la fuente de los deseos. Dos-cientas monedas de diez, dos mil pesos, y una hojita con el mensaje:

.

¡SOLO TENDRÁS PIEDRAS!
(II X EL
ESFUERZO)

.

El agua calma junto con la imágen de Lira flotando chapotearon con el recaer de las monedas, cayendo a lo fondo. Ahí quedo el agua, inquieta, turbia, densa. Cuando me quedaron unas pocas monedas, eché mano a la imágen, dejando una moneda en cada ojo, y otra en su boca, para el barco que ya había dado por pagado. Estas monedas eran para el cocaví.

.

.

Guardé el resto, que eran puro scotch y plumones. Eché paso atrás y me senté un rato, pensando, pero también haciendo una guardia, como la que se hace en los funerales. Saqué unas fotos y luego me paré como un extraño, como sentí que la gente me miraba. Pero nunca lo suficiente como lo fué Lira. Yo tan solo soy parte del ganado que guarda silencio, “un amor al silencio” como diría Pizarnik.

.

.

Los que pasaron no eran de la familia. Hubo uno que me miró con cierta sonrisa suspicaz. Más nada. No me preocupé por otras personas a esa altura, ya había llegado solo, sólo por el llamamiento. Ahí estaba en el peda, haciendo durar un poco más los minutos. Por cierto, ya no había toma en el peda. Había buen monto de gente, la mayoría   disfrutando del pasto con sus apuntes y aparente estudio. Ya era la hora, se hacía tarde. Me fuí caminando solo, con un corazón inquieto, sin papeles, sin notas, sin pruebas, ni un exámen. El camino de vuelta era mas fácil, no había rastros que seguir. El paradero no era el que apuntaba al último departamento que vivió Lira, sino el que me llevaría de vuelta a las preocupaciones del común de la gente, gente como uno.

.

.

————-o————-

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

Anuncios

Sermón de los hombrecitos magentas – Rodrigo Lira

En el peda (?)

SERMON DE LOS HOMBRECITOS MAGENTAS

Rodrigo Lira

Para D.T.

el burro y la muerte se desnuda

.

.

.

No te olvides del lector, Po

Po

Poe

ta: el lector de poesía

es el más exigente inteligentísimo

culto preparadísimo!

La poesía no es para cualquiera y no

cualquiera escribe al óleo con el pincel

de Francis Bacon. Reconoce el límite de tus

posibilidades. Limítate a la acuarela,

en tus comienzos. Abocetea, con

delicadeza. Filtra, tamiza,

depura. Explora tu veta

sin brocear tu mina.

El sonido está en

la letra. La voz, escritor, se te da por

añadidura.

No recortes. Nada de volteretas

de Volotinero, ríen de pirotecnia.

La torta de letras no precisa crema

No pulses tu lira por monedas de oro o

bronce (Proverbio Japonés)

Habrás de tomar en cuenta

lo de siempre: la luna las flores la muerte

la tristeza. La doble circulación,

el inasible equilibrio entre vómito

y estilo, las mujeres de palabra (La diosa),

las musas las figuras los recursos: lo

de siempre, en odres otros. Medita

tus versos siete veces, y tu verbo

cuarenta veces siete. Suma dos

más dos: descuenta

el IVA!

Es Ti Pi – Rodrigo Lira

Es Ti Pi

.

Título:

(En castellano,

Ese Te pe)

.

.

I

.

1. Sucintamente, te percibes

Solo, tomando pílsener

Sorbiendo torpemente, probando

Sintéticos trozos plásticos.

Rodrigo Lira

En el show de los libros

.

2. Sueñas terremotos; pesadillas

silencian temas prohibidos:

solemnes tentaciones, persecuciones

sensacionales, televiendo pum- punes

succionando tetas prostituidas,

sobajenado traseros: -prominencias-,

sobacos, trenzas, púbises

separando tristes piernas

sorprendiendo

triturando

poseyendo

suponiendo trepanaciones perversas

sádicas torturas, profanaciones;

siendo tratado profesionalmente;

shocks terapéuticos

-profilácticos-

.

3. Sigues. Traveseando penetras

Sucios termiteros pútridos

-siniestra, tremenda

podredumbre-.

.

4. Sigues, tropezando, pasas

serpenteando, trepando por

solemnes torres protuberantes:

señuelos; trampas profundas;

sentinas, terribles prisiones:

signos; tópicos; portales.

.

5. Sienten tonterías, pronunciamientos,

sirenas tarareando pitidos,

sonidos tableteantes.

Porquerías.

son traficadas por

sórdidos travestis pervertidos

soplando trompetas. Perforadoras

sonoramente traquean: progreso…

…silenciando tímpanos prematuramente.

.

6. Surgen temores paranoias:

¡sorteas tantos peligros…!

sospechas: tiemblas,

palideces…

suspiras, temes…,

II

¡Prosigue!

1. Sigue, tiritando, pero

sin terrores paralizantes:

sigue transitando, previendo

sabiamente, trotando. Procura

soportar todo pacientemente

-serpiente, toro, paloma-;

sintiendo, transpirando,

siendo tú, simplemente;

saltando, tranqueando, pensándola.

Sobreponiéndote, tropezando,

prosiguiendo:

sigue tratando porfiadamente

.

2. -sin tozudeces pelotudas-

.

III

.

¿Serás tal vez perdonado?

.

IV

.

Sencillamente

te propongo

-Simplemente, te prometo-

solamente tres palabras:

sólo tendrás piedras

-sombría, terrible parábola-.

.

V

.

1. ¿Sexo, ternura? Posibilidades

solamente: tu piel

sola: triste prisión:

sólo tendrás piedras.

.

2. ¿Sueñas turbinas, productos?

¿Solazarás trabajo –“pega”-?

¿Sacarás tu platita

-salario: tiempo, préstamos….

-sueldos taxis parafina

-sémola, tallarines,

porridge…,-

sandías, tomates, peras;

sanwichs, tecito, posta….?

¡Sólo tendrás piedras…!

.

3. Semillas… techo… pan

¿Sabes tecnologías para

sembrar terrenos, praderas

sementeras tiernas, perfumadas,

semanas -¡tantas!-: primores

-suavidades tempraneras-

primaveras…?

¡Sólo tendrás piedras!

4. ¿Supones tal vez poseer

sentido, tiempo,

permanencia…?

.

¡SOLO TENDRÁS PIEDRAS!

.

VI

.

1. Sólo tendrás piedras

simientes

temblorosamente

pétreas.

.

2. ¿Sabrás     tomar

pulir

separar

trozar

pulimentar

simples, terrestres piedras

solitarias tiradas por

serranías, tundras, playas…?

.

3. Sabias, telúricas piedrecillas

sucias, trizadas, punzantes,

separadas también, pero

serenas. Trinando, pronunciando,

silenciosamente temas prístinos.

.

4. Son tranquilas; permanecen

sencillas, terráqueas, profundas,

sobreviviendo tan

perseverantemente…

.

VII

.

1. Sólo tienes palabras,

solamente tres

palabras

(sólo/ tendrás/ piedras/).

.

2. Sólo tienes pa- la-bras:

solamente tenés

Palabra

(sofía – telos – paideia).

.

3. ¿Serás tal vez perdonado?

.

4. ¿Superarás todo? ¿Puedes

saber todo? ¡Por

supuesto!: Todo: Primero.

Segundo. Tercero. Pronto

sinceramente, te prometo:-

surgirás triunfante,

prometeico…,

sonriente, trémulo,

pacífico.

.

5. Simplemente te propóngo.

Suave, trinitariamente pergueñando

eses, tes y pesa

ad infinitum,

S To P/

Rodrigo Lira

En el show de los libros

Cita: “ELA, ELLE, ELLA, SHE, LEI, SIE” – Rodrigo Lira

Rodrigo Lira

.

nota preliminar del lector:

cuando se escribe lo que se lee ayuda la relectura.

.

.

.

ELA, ELLE, ELLA, SHE, LEI, SIE – Rodrigo Lira

en Proyectos de obras completas, ed. Universitaria

.

.

.

Y en tus hogueras,

en los ardores de tus creencias,

te enseñaré mi chuchillo de palo

Álvaro Ruiz, “Inocencia”, en dieciocho poemas, alfabeta impresores, s.d.

.

las llamas del amor ya no llaman

Erick Pohlhammer (en la Revista del Doming, 15 de agosto de 1976)

.

Mi amor se acrecienta más y más en la medida que tus ojos

se diferencia más y más de todo lo antes visto por los míos

Erick Pohlhammer, “a Andrea”, see Poesía para el camino, U.E.J / ed. Nueva Universidad, alfabeta impresores, Santiago, 1977

.

Ven acá bombón

y te mostraré mis petardos

mis más secretas y oscuras detonaciones

Roberto Merino, Ciclotrón (inédito).

.

.

.

.

“prolongado repicar”, o, mejor dicho, redoblar, que son las campanas las que repican, Sancho, que no los tambores, “antes de que la trapecista” -que en este caso es el trapecista- (¿”creador literario”?) ¿”auténtico demiurgo”?

¿defendiéndose atacando jugándose “solo, cara a cara a la carilla en blanco”?)-

“se juegue la vida”.

.

las expresiones entre comillas pertenecen a la crítica de la antología poética para el camino según aparece firmada por edmundo concha en el primer número de cierta revista chilena de la hactividad hartística llamada algo así como la motoneta o la critoneta.

.

.

Todavía no le dirijo la palabra esta tarde andaba con una amplia blusa blanca esa tarde llevaba calzones rojos por su período y lo arcaico de su receptor

de flujo

le salieron pecas con la primavera o esta última logró que al fin me percatara

Yo quería besarla sólo en la penumbra de la escalera del lado Este

-en el verano casi no se usa

y en la sala oscura para teatro cine escultura actos culturales y conferencias

hubo confidencias y algo más que un beso.

Después, bailaba, al medio del cícurlo conga conga que siga la milonga terminó

el kurz eins del Goethe -sie gut, ich sehr gut

mechona del pedagógico ojipintada entonces dancing in the ring eo eo

que siga el hueveo semana premechona-

yo bailaba en medio conga con parsimonia -sin zafarme como en las fondas-

o miraba tomando una cola el bailoteo

Está tomando créditos de fundamentos sicosociobiológicos y filosoficales

de la educaciónica

Está estudiando geografía, la geogragea, en el campus oriente de la ucé,

seguirá yendo a la misa, la pata peluda

Dejó aquí su pijama japonés este mediodía y le compré mentolados cigarettes

antes de dejarla en la micro

dormí sin sueños después de un orgasmo así y las vértebras se movían solas

y se salía solo y solo, antena, encontraba su camino hoy, después del desayuno

tal vez se case con un brasileiro, tal vez se divorcie con su madre

tal vez se case conmigo, tal vez

Quién lo diría, dirán cuando digamos que nos casamos los que eso dijeran

El año pasado lloré de alegría ante el simple hecho de que existiera

estuvo entonces dispuesta a ir un rato a mi piso de soltero pero aún la espero

le escribí cosas que le mandé y cosas que no le mandé

Tengo pensado confeccionarle alguna misiva cuando tenga tiempito

(la verdad es que no me gusta demasiado y no sabe moverse al caminar)

Arrebola la cafetería y me sale hasta en la sopa, me encanta su nariz exacta

Sé de buena fuente que hacia mí es péndulo entre miedo y amor

En el fondo le tengo rencor, supongo, y me gustaría violarla violentamente

La verdad es que no puedo contenerme y jugué el estúpido juego de siempre

y perdí la mano

Manco, cómo podría masturbarme, y cansado no haría falta, yo supongo, digo yo

Volvió con su novio, después de esa semana de plazo salieron

La dejó en su casa, él chocó su auto

parabolas en cerebro -novio no vio árbol, o poste- y unap ostal desde Baires

habría bastado

(era la tempranera del paraná niña primera amanecida flor)

Debería haberme cansado con ella aunque no fuera marilyn monroe ni mi mamá.

He pensado seriamente matarla carnearla salarla o írmela comiendo a lo largo

de una año

Supongo que los vecinos sospecharían algo cuando aparecieran

maceteros con flores y cuadros secándose al sol

Podría fácilmente terminar en la cárcel si se atraviesa de nuevo en mi camino

le daría un beso rojo un beso chocolate un beso plástico

otro sicalíptico y otros besos

me pondría a visitar la más sofisticadas tiendas para ropa interior

y abalorios

vendería calzoncillos con tal de pagar las cuotas de la moto para pasearla

Está claro que al llegar y lal salir del templo coche con caballos y con todo

Aún no llega y mi reloj hace minuto y medio que marcó las 21.00

A la hora veinticinco tal vez me haya emasculado -amputado las gónadas,

en términos técnicos

Y qué hago con el pijama japonés si nunca vuelve y dónde archivo su recuerdo

Y si después se instala y es doña copropietaria -dueña- vecina y señora

Realmente, esa señora es una suegra de caricatura, y no me gusta nada

-señora que no estaba mal de repente… pero para mí, más jóvenes

La araña se come al araño y la abeja reina mata a los zánganos

Tuve que tomar vino y llora, ese sábado azul con nubes cúmlos

El problema es que no tengo teléfono, ni moto, ni soy estúpido

Estupenda, con fundamento se siente inteligente, y necesitaría un pi ech di*

me negó su beso, a pesar o a causa del halo de la luna llena, y no quiso devolverme

los papeles de ese spell: quemoslos, parece: bofetada

esas graficaciones magistrales le parecieron “originales pero no bonitas”

no cachaba mucho la muchaca

pero fueron sus senos los que le dieron mi asiento en el bus de marzo

Saliendo, me advirtió que íbamos a pelear desde nuestros cafés, instalados

en Los Cisnes

pero escuchaba atentamente desde atrás, y en alguna medida llenó alguna expectativa

-aunque ese actorucho de mierda tenga todo el derecho de interponerse

Todo era bastante más increíble que una película ganadora del premio cineúq

(íbamos a ser una eminencia gris duplex tras el tirano de opera de turno)

Todavía está la posibilidad de las islas Canarias las prostitutas núbiles

o la cría de canarios, o la horticultura

Debería sorprenderla por la espalda a mansalva la emboscada en despoblado

Y qué diablos pasaría si quedara embarazada la muy mal parida

– “Casarse es un buen negocio” -me dijo un sicólogo que fuma marihüana näda dë

tonto al invitärme a su böda

Y no sé qué crëstas tendría que hacer que no apareció en el momento preciso

Supongo que soportaría sin titubear sus adulterios y pelos en el baño

y sus pezones

¿por qué no volverá a mis brazos se olvidaría de esa vida que vivimos?

en otro tiempo y otro espacio

Tal vez un poco de lata de almuerzos en bandejas plásticas y colas

y empanadas en los bares

– Te tengo pechuga de pollo con cebolla- le acabo de decir y le leo

al escribir

debo reconocer que en todo momento hace lo posible por parecer un alucinante

poster en movimiento

No es bueno que el hombre esté solo dijo o dijeron mirando al adán inédito

y virgen

no sé si elohim dios o elohenu plurales -dos al menos- o adonai iod he vau ne

-no sé muchucho hebreo por el momento

Adán dijo hueso de mis huesos carne de mi carne mujer será llamada

pues del hombre fue sacada

Todavía no pasa nada y anoche no le dije buenas noches ni falta hacía después de

y la verdad es que el segundo capítulo del génesis me interesa escasamente,

y si no nos hubiesen intoxicado con cristianismos acríticos de enésima mano

-San Renán, por ejemplo, ni evidentemente los rojos

Ahora está tratando de imitar la notable artesanía de batir el café instantáneo

que tan bien sé practicar

una melodía suave por mi vieja compañera la radio nos toca el violín

Está el problema del ruido de los autos el pito del lechero en las mañanas

y las noches solas

Si fuera católico no sé si me haría monje o me conseguiría catoliquillas

carismáticas

No tengo inconvenientes en compartir el cepillo de dientes y las alfombras

San Pablo escribió “más vale casarse que quemarse” “el que no trabaja que no coma”

y “alejandro el calderero me ha hecho mucho mal” en sus epístolas1 [1]

El reverendo Valënte recomiënda castidäd a Nerüda pero nada sobre cómo2 [2]

Aunque todavía no instalo el juego de espejos, el ámbito está propicio:

está el sahumerio chino las manzanas el pollo las cebollas y el pan

ella está conmigo y ella no está conmigo -escribió el joven pablo, y su älma

no se conformaba con haberla perdido -a mí nada con las almas ni aunque vengan

“bien dotadas”

ni aunque vengan ofreciendo geografías sin dejar alternativas por ahí,

en letras de molde:

prefiero dobles etéricos o bionergético, chakras, cuerpos casuales astrales o

last but not least– materiales

cuerpos de ser posible bien hechos, bellos como el mío o el de ella bella

y dice no sabe dónde quedaría ese libro en inglés que estaba leyendo

enciende la luz, se sienta en la cama, le doy la espalda: sigo escribiendo

creo que alguien ha muerto en este instante, tal vez alguien haya abortado

y más de alguien habrá nacido

otro poema -si es que puede llamarse poema esta volada- ha quedado terminado

.

.

.

.

Postscriptum

.

El autor agradece por haberle provisto de material empírico para este texto, cuya primera versión fué manuscrita al anochecer del lunes 2 de octubre de  1978 y dedicado a San Antonio y a “esa gente tan pobre que hace el amor con ropa”1 (1), a Sonia C. , Patty R., Violeta A. B., Norma W., M. Fernanda S-C. de V., Isabel M. C., Isabel L., Paula E. R.,  y a la memoria de Karin Cervantes Sch., encarecida y cariñosamente, y a ella, lamentando que las circunstancias no hayan permitido incluir el proporcionado por la leo, la chica de castellano, la vecina de enfrente, las empleadas de la panadería y a la cafetería, Alicia principiante en el oficio, la Julie de la villa, la Yuli de Chillán, una profesora de sicología, Verónica de La Serena, las Martas de Vicula, Lin de Diaguitas, Sol (e) de Arica, y cierta señora Isabel de Iquique (quinceañeros entonces ella y yo cadete besos primeros en verano con Marilú -la prima de la polola-)

entrevistos desnudos de la hija de un soldado artillero de puño amputado por una granada, pechos de la empleada y el Chevrolet 51 en la playa de Cavana y en la pampa, en Baquedano.

 

 

 

.
.
.


* (*)Ph. D.:abreviatura inglesa para “Philosophy Doctor” (doctor en filosofía).

1 CF. 1ºa los Corintios, VII: 9, 2ºa a los Tesalonicenses, III: 10 y 2ºa a Timoteo, IV: 14

2 Ref.: Ibáñez L., Miguel: Poesía Chilena e Hispanoamericana Contemporánea, Nascimiento, Santiago, 1975, p.176

1 Diego Maquieira, “en blanco otoño”, en UPSILON, Santiago, 1975

.

.

.

————-o————-

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]