“Toco tu boca…” – Julio Cortázar

el guiño de valkiria

Voz de Doble A: 

.

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.

.

.

.

Anuncios

Ella – Vicente Huidobro

mirada

mirada

Ella daba dos pasos hacia delante
Daba dos pasos hacia atrás
El primer paso decía buenos días señor
El segundo paso decía buenos días señora
Y los otros decían cómo está la familia
Hoy es un día hermoso como una paloma en el cielo

Ella llevaba una camisa ardiente
Ella tenía ojos de adormecedora de mares
Ella había escondido un sueño en un armario oscuro
Ella había encontrado un muerto en medio de su cabeza

Cuando ella llegaba dejaba una parte más hermosa muy lejos
Cuando ella se iba algo se formaba en el horizonte para esperarla

Sus miradas estaban heridas y sangraban sobre la colina
Tenía los senos abiertos y cantaba las tinieblas de su edad
Era hermosa como un cielo bajo una paloma

Tenía una boca de acero
Y una bandera mortal dibujada entre los labios
Reía como el mar que siente carbones en su vientre
Como el mar cuando la luna se mira ahogarse
Como el mar que ha mordido todas las playas
El mar que desborda y cae en el vacío en los tiempos de abundancia
Cuando las estrellas arrullan sobre nuestras cabezas
Antes que el viento norte abra sus ojos
Era hermosa en sus horizontes de huesos
Con su camisa ardiente y sus miradas de árbol fatigado
Como el cielo a caballo sobre las palomas.

.

.

.

De Soledades, desolaciones y sueños

image

Porque te diste la oportunidad
Aunque no lo compartas
Aunque nunca lo hayas consultado
Y nunca lo hayas debatido.

Podrás los sueños, inclusive
Los que han sido, los que
Están por venir
Lo nuevo lo viejo, nosotros
La espiral de nuestras miradas
Cruzadas, están aquí
Siendo ambos
Terrenal celestial

Mi amor, cuán distintos del mundo
Somos en nuestro diario vivir
Que de tanta noche y silencio
La única fuente de luz y son, hoy
Es cuando estoy sonriendo en ti.

————-o————-

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

 

Pasajera en trance

A veces no quiero dormir, es el único momento en la noche en que estoy sola, ni en los sueños estoy sola, y de soledad hablaremos.

Sola por dentro y sola por fuera, podríamos describir que…

Sola por fuera = Soledad
Sola por dentro = Desolación

Estoy desolada” no encuentro argumento ni compañía que me acompañe.
Estoy Soledad” silencio, placer.

Hace tiempo que no estoy en Soledad y eso solamente se promulga en la nocturnidad, donde nacen las letras más maravillosas como por ejemplo…

Frío, el té está frío, mis dedos también
Mi espalda no está fría porque no hay desolación
Siento que estoy acompañada aunque estés ausente
y la ausencia no se manifiesta si no estoy en soledad.
No hay desolación en la soledad
hasta el mínimo ser humano viril no se siente desolado
hay sonrisas promiscuas, hay sonrisas de recuerdos
Yo no estoy desolada, tan sólo…

Ver la entrada original 120 palabras más

No-noticia

.

Mañana la bencina bajará a la tierra

los tres pesos

los conductores

también los conducidos

Tan lejos

que nos podamos encontrar

y juntos podamos

compartir un café

sin que nos preocupemos

ni dónde estamos

ni cuánto sale

ni quién nos lleva

ni a quién llevamos.

O un te, o un agua

un agüita perra

que es sinónimo

de  ¡solita el agua!

.

También bajará la lluvia

y los estudiantes volverán

a las calles húmedas

mientras los viejos carros

llevan viejas personas

y los más jóvenes no,

no temen humedecerse.

.

Yo llevo un pasajero que

lleva prisa y toca la puerta

pregunta cuándo llegaremos

Yo le digo que tenga fe.

.

Lo ví sentado  mirando

la ventana de atrás

hasta ahora, que el viaje

necesita más bencina.

.

.

.
.
.

————-o————-

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

Si un día estoy lejos

image

.
Si un día estoy lejos
me buscas y no estoy
Haz lo que un día me enseñaste:

Cierra los ojos y vuela
Sé que surcar el cielo
No es nada fácil

¿Quién puede volar
Con una sola ala?
Los que de la fe hacen

Otra ala,  y el cielo mismo
Si un día no lo hubiera

Toma tus sueños y no
Los dejes aún si yo no estoy
Porque con ellos me encontrarás

Al quinto día de soledad aprendiste
Y escribiste que la gracia también es ingrata
Palabra hablada,  echada a la nostalgia.

Ese día estuvimos cerca, nos hablamos
Y esperando el uno al otro nos ajenciamos
Yo me fui como un cualquier desconocido

Hubo un silencio aquella noche

Al sexto día nos encontramos y nos enamoramos
Con la violencia de quien no teme amar así
Hablamos por necesidad con las palabras

Te propuse que te dejaras caer
Entonces me invitarte a cerrar los ojos
Cálidas estaban nuestras almas

En la Desnudez que nos propusimos

Al séptimo día descubrí el secreto
El que tenía una pista que me dejaste:
“pasá el dedo por la imágen y cerrá los ojos”

“cuando cerrás  los ojos y apenas sonreís
¿qué ocurre en ese espiral?

Me encuentro con voz
.
.
.
.

————-o————-

[T. Plaz ©. Todos los derechos preservados en bolsas de plástico no-biodegradables.]

Segundas Oportunidades

Yo no puedo decir de nuevo sino con lo que ya se ha dicho, desde hace ya un mes, las palabras que se dieron para un instante que supera. Y cada vez que uno vuelve a elegir la palabra se hace presente: se da. Alguien la da: yo vuelvo a elegir estar contigo.

Los plurales son pares, como el par que son los poemas que no había leído. Fueron cinco días que no estuve contigo.

¿Qué se deja de leer cuando no se lee un poema?

La oportunidad de volverte a ver, el día en que te dije que la palabra se des-echó, en el momento que la di y la tomaste, la palabra ce-dió en las oportunidades que te darás hasta cuando sea suficiente.

Y yo creo que nunca es suficiente, y es por eso que no hay un punto final, y a veces faltan tantas cosas, y por lo que falta, y también lo que abunda, estoy.

Pasajera en trance

Es sólo ordenado con lo que ama
con la poesía
El resto es un escándalo social
es un desordenado antisocial.

Se mira al espejo
se afeita dos veces en seis horas
aprende a planchar
arregla hornos con palos

Abre un libro
escribe una prosa
no hay constelación más hermosa
que sus lunares del mentón
contadas una, dos, tres, cuatro
ahí debajo hay otro, son cinco.
¿Son cinco?

Sí, fue labio
transciende en mí
creo en él
no me falla
porque no espero nada de él

Sólo espero de mí
enamorar cada día
hacerme más mujer
animarme a más

¿A caso las Piscianas no somos buenas en el arte?
Mi padre tuvo lo que quería
para darselo a él
Hoy me doy cuenta que todo fue un final feliz
si me soltó la mano es porque me vio crecer
lo que no tuvo de mi madre, me lo dio a mí

Ver la entrada original 85 palabras más